Mensaje P. Tony Salinas

martes, 8 de abril de 2014
Al Encuentro de la Palabra…
El Señor los necesita los devolverá pronto…” (Mt 21,1-11- Domingo de Ramos)

            Hoy inicia el gran anuncio del Kerigma cristiano, a través de lo que se llama la “Semana Grande”, como la llaman las iglesias orientales, en cambio el rito ambrosiano de Milán la llama la “Semana Auténtica” y nosotros la “Semana Santa”. “Semana Mayor”, se le llama también en nuestros ambientes populares, que se inicia con la entrada solemne de Jesús a la ciudad santa de Jerusalén, anticipando de manera simbólica su triunfo sobre la muerte. Este domingo, se inicia con la procesión con la lectura de este evangelio que narra la entrada de Jesús a la ciudad; seguirá en la liturgia eucarística, las extraordinarias lecturas, llena de inmenso significado. La figura del “Siervo del Señor”, viene presentado por el profeta Isaías en la primera lectura. Éste  es golpeado por la espalda, precisamente como se hacía con los bufones en la corte o con los estúpidos. Es rodeado por un desprecio agresivo (insultos y salivazos), es sometido a violencias y torturas (el tirón de la barba). Se medita pues, en la cambio de la vía de la esperanza mesiánica, un cambio cantado por el himno célebre de san Pablo en el capítulo 2 de la carta dirigida a la Iglesia griega de Filipos. El acontecimiento vivido por el Mesías Jesús fue un hundirse en el abismo de la miseria y del vacío: despojarse, humillarse, morir, ser crucificado son casi las gradas de esta bajada de Cristo a los infiernos. Una vez más, la salvación no pasa a través de caminos triunfales, sino por el camino que todavía hoy en Jerusalén se llama “Vía Dolorosa”: va desde un tribunal hasta un lugar de ejecución capital, para terminar en un sepulcro. Hoy narrado en la hermosa narración de la Pasión de Nuestro Señor Jesucristo, según san Mateo (26-27).
            Hoy se abre con estas hermosas lecturas, el renovado anuncio del Kerigma cristiano para todos nosotros. Jesús ha muerto por nosotros. Su muerte es un acto de servicio, de amor, de entrega. Ha cargado con el pecado de todos. Se ha sentido solidario de la suerte de la humanidad. Jesús es hombre con los hombres, esclavo con los esclavos, ajusticiado con los condenados, muerto con los muertos; Hijo de Dios entregado para revelar el amor del Padre al mundo y la promesa de vida a todos los que éramos malditos. La muerte de Jesús nos debe abrir a la contemplación del amor de Dios: por medio de Él ha firmado una Alianza eterna con todos.
            Dejemos pues, que este “Anuncio de Salvación”, vuelva a resonar en lo profundo del corazón, se trata de poner todo lo mejor de nuestra parte, para que cale en verdad el amor de Cristo, que es lo que en definitiva nos convierte. Comprendamos lo que Jesús dijo a sus discípulos, al ir a buscar el burrito para entrar a la ciudad: “El Señor los necesita los devolverá pronto”. Jesús se hace dueño de las cosas ajenas. Esta Semana Santa, no nos pertenece, el Señor es su propietario. Dejemos por lo tanto, los afanes cotidianos ordinarios, para colocarnos de manera extraordinaria al servicio y a la escucha atenta de Jesús, que nos afirma con palabras y obras, lo mucho que le costó su amor por nosotros. Con las palabras del Salmo 118,26, con el que se acostumbraba dar la bienvenida a los peregrinos que venían a celebrar la Pascua, les saludamos a todos ustedes queridos lectores, y les damos la más cordial bienvenida a la Semana que nos hace llegar a esta Jerusalén espiritual que sigue gritando: “Bendito el que viene en el nombre del Señor, les bendecimos desde la casa del Señor”.





Radio Catolica

Descarga nuestra aplicación

Páginas vistas en total

Visitas


contadores

gif maker

Clic más Información

Visita Nuestro Blog

picasion.com

Comentario Palabra de Dios

picasion.com

Leccionario para Matrimonio

El Evangelio meditado
El alimento que permanece para la vida eternaEl alimento que permanece para la vida eterna
Juan. 6,22-29. Pascua. Ayúdame Señor a buscarte a Ti como único alimento que permanece para la vida eterna.
Contenido provisto por:
Catholic.net
El Santo de hoy
El Santo de hoyBasilisa y Anastasia, Santas
Nobles romanas mártires, 15 de abril
Contenido provisto por:
Catholic.net
Reflexión para hoy
Anclado en la esperanzaAnclado en la esperanza
A veces quedamos anclados en el pasado, inmovilizados por la pena ante lo sucedido. Una y otra vez nos lamemos la herida.
Contenido provisto por:
Catholic.net
Tema Controvertido
Tú, yo, ¿adoramos al Señor?Tú, yo, ¿adoramos al Señor?
Texto completo de la homilía del Santo Padre Francisco del III Domingo de Pascua en la Basílica de San Pablo Extramuros. 14-04-2013
Contenido provisto por:
Catholic.net

Google+ Seguidores

Síguenos en tu correo

Traductor

Google+ Badge

Entradas populares

Buscar este blog