Mensaje P. Tony Salinas

miércoles, 16 de mayo de 2012



            Hemos llegada al inicio de la Semana Santa, que se abre con este bello y folklore acontecimiento de la entrada de Jesús a su ciudad: Jerusalén. Escenario de su última semana de vida y del inicio de su vida glorificada. Pues bien, este domingo está dominado por la solemne lectura de la Pasión, este año según san Marcos (cc. 14-15). Marcos no se detiene mucho en una presentación del dolor físico que sufrió Jesús, más sí de su dolor interior que de deja entrever en los insultos y blasfemias que le decían al pender de la cruz. En su estilo esencial, muy atento a los acontecimientos trágicos y gloriosos de aquellas horas, a la fuerza misteriosa insertada en ellos, Marcos nos presenta una secuencia narrativa de 15 escenas que se desenvuelven sin interrupción sobre el hilo de la historia y de la fe.
            Un resumen de estas escenas nos permite comprender mejor la intención del autor al narrar la pasión de Jesús para sus lectores del siglo I. Todo se inicia en la conjuración de los adversarios de Jesús dos días antes de la pascua; se pasa a la unción, que simbólicamente anticipa la sepultura de Cristo, en Betania en casa de Simón el leproso; Judas ofrece a los sumos sacerdotes entregarles a Jesús en cambio de dinero; “el primer día de los Ázimos” Jesús da órdenes para los preparativos de la cena pascual. Por la noche, en la mesa, la crisis se apodera de los discípulos debido al anuncio de la traición. Jesús celebra la cena pascual y eucaristía, inauguración de la alianza con Dios en su sangre; pero en sus palabras se perfila la dispersión y la traición de los discípulos y también la futura reunión después de la resurrección en Galilea. Nos encontramos ya en Getsemaní: es de noche, Jesús ora con el alma “triste hasta la muerte”, los discípulos comienzan la traición con su sueño pesado e indiferente. Dolorosa escena que pone a un Jesús necesitado de la compañía de los amigos en esas horas de peligro para su vida. Judas, sí que está despierto esa noche y entra en escena con una pequeña multitud entregando a Jesús a los sumos sacerdotes. El Sanedrín (compuesto por 71 miembros) en una sesión extraordinaria y poco usual condena a muerte a Jesús por blasfemia, al haberse declarado “Hijo de Dios”. Luego seguimos a Pedro que esperando resultados de liberación para Jesús, lo niega descaradamente. Jesús es llevado ante Pilato para que ratifique la sentencia capital por parte de las fuerzas de ocupación romanas, después del vano intento de sustitución de Jesús con Barrabás, un rebelde antirromano acusado de homicidio, Jesús es condenado a la crucifixión. Antes de la ejecución Jesús fue torturado por la corte romana que organiza una burla sobre la realeza de Jesús. Pasando por la ciudad, Jesús es conducido a la colina llamada “El Cráneo” (en arameo Gólgota, en latín Calvario) fuera de los muros de Jerusalén: allí es crucificado y escarnecido, allí se consuma su muerte después de un “fuerte grito”. Luego viene entregado su cuerpo y sepultado en un huerto de familia: algunas mujeres quisieron ungir el cuerpo de Cristo con aceite aromático, pero su era ya el día de descanso.
            Así Marcos desarrolla la pasión de Jesús, casi con la intención de que la misma comunidad con la conmemoración anual de aquellos acontecimientos, pueda ocupar su papel ante Jesús, que sigue el camino del Calvario, en cada tiempo de la historia. También, esa invitación de Marcos, llega hasta nosotros, para que en estos agitados tiempos que nos tocan vivir, podamos encontrar a Jesús y asumir con Él y desde Él, un proyecto de salvación para todos aquellos por quiénes Él dio su vida en la Cruz.

Radio Catolica

Descarga nuestra aplicación

Páginas vistas en total

Visitas


contadores

gif maker

Clic más Información

Visita Nuestro Blog

picasion.com

Comentario Palabra de Dios

picasion.com

Leccionario para Matrimonio

El Evangelio meditado
El alimento que permanece para la vida eternaEl alimento que permanece para la vida eterna
Juan. 6,22-29. Pascua. Ayúdame Señor a buscarte a Ti como único alimento que permanece para la vida eterna.
Contenido provisto por:
Catholic.net
El Santo de hoy
El Santo de hoyBasilisa y Anastasia, Santas
Nobles romanas mártires, 15 de abril
Contenido provisto por:
Catholic.net
Reflexión para hoy
Anclado en la esperanzaAnclado en la esperanza
A veces quedamos anclados en el pasado, inmovilizados por la pena ante lo sucedido. Una y otra vez nos lamemos la herida.
Contenido provisto por:
Catholic.net
Tema Controvertido
Tú, yo, ¿adoramos al Señor?Tú, yo, ¿adoramos al Señor?
Texto completo de la homilía del Santo Padre Francisco del III Domingo de Pascua en la Basílica de San Pablo Extramuros. 14-04-2013
Contenido provisto por:
Catholic.net

Google+ Seguidores

Síguenos en tu correo

Traductor

Google+ Badge

Entradas populares

Buscar este blog