Mensaje P. Tony Salinas

lunes, 3 de septiembre de 2012

Al Encuentro de la Palabra…

“Todo lo ha hecho bien…” (Mc 7,31-37 – XXIII Domingo del Tiempo Ordinario)

            La narración evangélica de este domingo, nos vuelve a situar ante la experiencia poderosa de Jesús, que es capaz de realizar milagros de curación, imposibles de efectuar por un hombre normal. La narración por igual, está situada dentro del marco del conocido “secreto mesiánico”: Jesús efectivamente, “Lleva aparte de la gente” al sordomudo y, cuando lo cura, le manda que “no diga nada a nadie”. Vemos pues, que más que un prodigio espectacular, Jesús quiere hacer un acto que transforme sobre todo la conciencia, ya que los oídos sordos en la Biblia son a menudo signo de un corazón indiferente.
            Leyendo este Evangelio según san Marcos, descubrimos de nuevo, que su intención es invitarnos a suprimir las actitudes negativas de nuestro corazón indiferente ante el paso de Jesús, desea que nuestra experiencia de Él nos llene de gozo, que podamos adherirnos y descubrir quien es realmente Él, sobre todo cuando hace milagros, cuando esté en la cruz… Allí su potencia no es otra que la del amor que se entrega, la de la vida que se da. Ciertamente, antes hizo oír a los sordos y hablar a los mudos, pero en aquella hora hará hablar a un hombre (el Centurión Mc 15,39) para hacer la confesión-alabanza más perfecta sobre Jesús: “Verdaderamente, este es Hijo de Dios…”.
            Algo que nos puede hacer llamar la atención, es que las curaciones de Jesús no se realizan a través de un proceso, son de manea inmediata, al instante quedó curado. Con ello el evangelista señala el momento presente en que llega Jesús a cambiar la historia de un ser humano. A través de esta curación-liberación del sordomudo se tiene una “fuerte llamada de atención” en el relato mismo del Evangelio, que pretende que al escucharlo nos abramos a la fe en el Señor, que todo lo puede. Jesús pronuncia ahora en arameo, su lengua, una orden: Effatá, “¡Ábrete!”, dirigido al hombre de los oídos y de los labios sellados. Y vemos como la Palabra de Jesús es como la de Dios, obra y libera, trastorna las fronteras del dolor y de la miseria, “abriéndolas” a la irrupción de la esperanza y de la alegría.
            Este es el centro de la narración evangélica: “¡Ábrete!”, que Jesús afirma con toda su autoridad de Dios y Señor. El Cardenal Martini, exarzobispo de Milán, a quien Dios llamó esta semana pasada a su presencia, un biblista altamente reconocido, usó es expresión de Jesús, como título para su carta pastoral sobre la comunicación entre Dios y los hombres, y entre el hombre y el hombre en la familia, en la sociedad, en la Iglesia.
            No hay que olvidar también, que el telón de fondo de la narración, es el área territorial de Galilea, la Decápolis, región habitada por paganos, sutil referencia alusiva a la apertura del evangelio hacia toda criatura humana. El protagonismo, la final se da entre ellos dos, dentro de este amplio contexto, que tendrá su expansión ya en la época que escribió Marcos. Así pues, el Evangelio no anuncia una idea sino que presenta una persona concreta, sumergida en nuestro mundo y en la historia de los hombres.
            Celebrando durante todo este mes de septiembre, la iniciativa pastoral de volver a la Biblia, tratemos juntos de volver a tener esa “capacidad de asombro” ante las obras de Jesús, que muchos hemos perdido, por múltiples factores. Escuchemos con mejores oídos, curados por el poder del mismo Jesús, su Palabra que nos resucita.
P. Tony Salinas Avery


Radio Catolica

Descarga nuestra aplicación

Páginas vistas en total

Visitas


contadores

gif maker

Clic más Información

Visita Nuestro Blog

picasion.com

Comentario Palabra de Dios

picasion.com

Leccionario para Matrimonio

El Evangelio meditado
El alimento que permanece para la vida eternaEl alimento que permanece para la vida eterna
Juan. 6,22-29. Pascua. Ayúdame Señor a buscarte a Ti como único alimento que permanece para la vida eterna.
Contenido provisto por:
Catholic.net
El Santo de hoy
El Santo de hoyBasilisa y Anastasia, Santas
Nobles romanas mártires, 15 de abril
Contenido provisto por:
Catholic.net
Reflexión para hoy
Anclado en la esperanzaAnclado en la esperanza
A veces quedamos anclados en el pasado, inmovilizados por la pena ante lo sucedido. Una y otra vez nos lamemos la herida.
Contenido provisto por:
Catholic.net
Tema Controvertido
Tú, yo, ¿adoramos al Señor?Tú, yo, ¿adoramos al Señor?
Texto completo de la homilía del Santo Padre Francisco del III Domingo de Pascua en la Basílica de San Pablo Extramuros. 14-04-2013
Contenido provisto por:
Catholic.net

Google+ Seguidores

Síguenos en tu correo

Traductor

Google+ Badge

Entradas populares

Buscar este blog