Mensaje P. Tony Salinas

miércoles, 30 de enero de 2013

Al Encuentro de la Palabra…en el Año de la Fe
“Simón Pedro…” (Lc 5,1-11 – V Domingo del Tiempo Ordinario)

            Los cuatro domingos precedentes nos han dado una panorámica del ministerio desarrollado por Jesús en solitario. Jesús aparece en Galilea, solo, enseñando y curando enfermos. Sin embargo, en 4,42-44 revela que la misión de Jesús, como predicador del Reino, tiene como perspectiva un horizonte más amplio que la propia ciudad de Cafarnaún. De hecho, el v.44 sugiere que la actividad de Jesús va a implicar a toda “Judea” en el sentido amplio de la palabra. Sin embargo, Lucas presenta a Jesús siempre en Galilea, a orillas del lago de Genesaret (Lc 5,1-11); en este momento va a asociar a su actividad a Simón, a quien promete un nuevo oficio, y va a aceptar el seguimiento de otros dos personajes. El marco físico de estas llamadas, marcará para siempre el sentido de que la vocación a la que llama el maestro es, siempre un ser “pescador de hombres”: a la orilla del mar, dos barcas, los pescadores, lavando sus redes, echen sus redes, cogieron tal cantidad de peces, las redes empezaban a reventarse… Sentido profundo de que el Señor llama, allí dónde estamos, cuándo quiere, cómo quiere y a quién quiere.
            Es el caso de Simón Pedro, el pecador, que cae de rodillas ante Jesús, usando el título de “Señor”, título normalmente reservado para Cristo resucitado, este particular nos recuerda como Lucas hace una mirada retrospectiva de lo sucedido en el primer estadio de la vida de Jesús. Así pues, Pedro siente su indignación ante la grandeza del Jesús dominador de la naturaleza, que a la vez le da un envío transformante.
            “Serás pescador de hombres”. La traducción literal es: “cogerás vivos a hombres”, aunque en nuestra lengua castellana no tiene sentido, el significado de la expresión es profundamente salvífico. El participio zôgrôn viene de un verbo compuesto zôos (= “vivo”) y agrein (= “coger”, “cazar”, de donde procede “pescar”, por extensión). No olvidemos que las palabras de Jesús se dirigen exclusivamente a Pedro. Como hacen los pescadores, Simón deberá “atrapar” hombres vivos para introducirlos al Reino de Dios. Vemos pues, que el sentido de la metáfora es bastante sencillo, centrándose concretamente en el aspecto de “reunir”, “congregar”. Así es como se emplea también en el Antiguo Testamento: “Enviaré muchos pescadores a pescarlos, oráculo del Señor”  (Jr 16,16; cfr. también Am 4,2; Hab 1,14-15).
            La metáfora “Serás pescador de hombres”, es la del pescador que recoge seres humanos para el Reino implica una función activa, estrechamente vinculada al ministerio de Jesús. Sin embargo, no equivale sin más a la condición de discípulo, al menos en la presentación lucana del llamamiento. Es tarea encomendada por Jesús a Simón no se puede interpretar como propia “de todos los cristianos”. Más bien es una manera de expresar la “función petrina”, como cabeza del cuerpo eclesial, por el cual Cristo dará su vida.
            Finalmente el relato de este domingo termina con “Le siguieron”, en Lucas el verbo “seguir” (akolouthein), indicará la condición de discípulo de Cristo. En la literatura rabínica posterior, la idea de “seguimiento” indica: “caminar detrás”, caracteriza frecuentemente la relación entre el discípulo y le maestro (rabbî), llegando incluso a concretizarse en un seguimiento físico en el que el discípulo caminaba a pie detrás de su maestro, que cabalgaba a lomos de un asno o de un mulo. Para el Nuevo Testamento, se trata en el verbo de expresar “un compromiso personal… que rompe todas las vinculaciones precedentes”. Lo fundamental es la actitud interna de adhesión y dedicación a Jesús y a la causa que proclama. 

Radio Catolica

Descarga nuestra aplicación

Páginas vistas en total

Visitas


contadores

gif maker

Clic más Información

Visita Nuestro Blog

picasion.com

Comentario Palabra de Dios

picasion.com

Leccionario para Matrimonio

El Evangelio meditado
El alimento que permanece para la vida eternaEl alimento que permanece para la vida eterna
Juan. 6,22-29. Pascua. Ayúdame Señor a buscarte a Ti como único alimento que permanece para la vida eterna.
Contenido provisto por:
Catholic.net
El Santo de hoy
El Santo de hoyBasilisa y Anastasia, Santas
Nobles romanas mártires, 15 de abril
Contenido provisto por:
Catholic.net
Reflexión para hoy
Anclado en la esperanzaAnclado en la esperanza
A veces quedamos anclados en el pasado, inmovilizados por la pena ante lo sucedido. Una y otra vez nos lamemos la herida.
Contenido provisto por:
Catholic.net
Tema Controvertido
Tú, yo, ¿adoramos al Señor?Tú, yo, ¿adoramos al Señor?
Texto completo de la homilía del Santo Padre Francisco del III Domingo de Pascua en la Basílica de San Pablo Extramuros. 14-04-2013
Contenido provisto por:
Catholic.net

Google+ Seguidores

Síguenos en tu correo

Traductor

Google+ Badge

Entradas populares

Buscar este blog