Mensaje P. Tony Salinas

martes, 3 de septiembre de 2013
Al Encuentro de la Palabra…en el Año de la Fe
“Él se volvió y les dijo…” (Lc 14,25-33 – XXIII Domingo del Tiempo Ordinario)

            Celebrando el mes de la Biblia, estamos hoy invitados a tener una nueva actitud ante ella, es decir, el poder ser mejores oyentes de su contenido. Debemos recordar que la Biblia como libro de fe, nos debe interpelar y comprometer en la construcción de una Honduras mejor. Quien tiene la Biblia y la tiene con fe, comprende entonces lo que Su Santidad, el Papa Francisco nos ha dicho en su Encíclica Lumen Fidei: “La fe está vinculada a la escucha” (no.8). No se trata de tener la Biblia por tenerla, debemos, leerla, es decir, escuchar su mensaje. Y el mejor momento para esa escucha, es en comunidad eclesial, sobre todo en el Domingo, en la celebración centro de nuestra vida cristiana: la Eucaristía.
            Pues bien, si escuchamos con atención las palabras de Jesús pronunciada en el Evangelio de hoy, se revelan enmarcadas por un estribillo, una especie de retornelo espiritual que resuena tres veces: “No puede ser mi discípulo”. Es claro, pues, que es este el tema que Jesús mismo está presentando a la gente que le acompaña en su camino hacia Jerusalén. De manera negativa presenta el verdadero rostro de su discípulo, del cristiano perfecto.
            La primera condición es la de romper con el pasado, representado en el padre, la madre, la esposa, los hijos, hermanos, hasta uno mismo. Un poco contradictorio ya que el cuarto mandamiento invitaba a todo lo contrario. Lo más interesante es incluso el uso del verbo “odiar”, que nosotros traducimos por “dejar”. En el fondo, Jesús, quiere que la fe en Él deba ser radical, sin medias tintas o compromisos que puedan menguar la intensidad del amor por su persona y su causa. Así se explica la fuerza del verbo “odiar”, que puede hasta escandalizar, provocando así la necesidad de un cambio de mentalidad en quienes quieran seguirle. Pero la insistencia de Jesús y la radicalidad de su mensaje, no se queda aquí, continua trazando el itinerario, con la mención de la cruz. Llama la atención que en Mateo (10,38) tiene la misma frase, pero usando el verbo “tomar”, a cambio de que Lucas usa el verbo “cargar” refiriéndose a la cruz. Claramente para Lucas, no se trata de un seguimiento ligero y acomodaticio, sino de un algo pesado, continuo y cotidiano.
            Y finalmente, hay que “renunciar a todos bienes”, esto viene señalado en las parábolas que invitan a invertir todos los bienes por ese edificio a construir o en las compras de todas las armas para ir a la batalla. Para el Reino de Dios hay que invertir todo lo que se tiene, sacrificando todo lo que se ama, vendiéndolo todo incluso para invertirlo en los pobres, signo de la caridad cristiana. En resumen, ser discípulo de Jesús,  requiere un amor radical, “cargar” la cruz, renunciar a los bienes, nada fácil para ayer como para el hoy, de los discípulos de Jesús. Queda claro que el egoísmo, la comodidad y la avaricia son grandes impedimentos para seguirlo. ¿Será por eso, que muchos escuchando su voz, se niegan a seguirle?
Pues bien, hermanos y hermanas, sólo cuando estamos dispuestos a anteponer a cualquier interés y conveniencia nuestra, los intereses de Cristo, entonces y sólo entonces, su Espíritu habitará en nosotros e iluminará nuestras decisiones, y no sólo eso, nos dará la fuerza para cumplir sus exigencias. Éstas, no deben producirnos miedo, son las exigencias normales del amor. Bello, Evangelio, para el mes de la Biblia, donde Jesús de nuevo “se vuelve y nos dice…”.



Radio Catolica

Descarga nuestra aplicación

Páginas vistas en total

Visitas


contadores

gif maker

Clic más Información

Visita Nuestro Blog

picasion.com

Comentario Palabra de Dios

picasion.com

Leccionario para Matrimonio

El Evangelio meditado
El alimento que permanece para la vida eternaEl alimento que permanece para la vida eterna
Juan. 6,22-29. Pascua. Ayúdame Señor a buscarte a Ti como único alimento que permanece para la vida eterna.
Contenido provisto por:
Catholic.net
El Santo de hoy
El Santo de hoyBasilisa y Anastasia, Santas
Nobles romanas mártires, 15 de abril
Contenido provisto por:
Catholic.net
Reflexión para hoy
Anclado en la esperanzaAnclado en la esperanza
A veces quedamos anclados en el pasado, inmovilizados por la pena ante lo sucedido. Una y otra vez nos lamemos la herida.
Contenido provisto por:
Catholic.net
Tema Controvertido
Tú, yo, ¿adoramos al Señor?Tú, yo, ¿adoramos al Señor?
Texto completo de la homilía del Santo Padre Francisco del III Domingo de Pascua en la Basílica de San Pablo Extramuros. 14-04-2013
Contenido provisto por:
Catholic.net

Google+ Seguidores

Síguenos en tu correo

Traductor

Google+ Badge

Entradas populares

Buscar este blog