Mensaje P. Tony Salinas

miércoles, 18 de febrero de 2015
Al Encuentro de la Palabra…
“Dejándose tentar por Satanás…” (Mc 1,12-15)

            Amigos todos, nos encontramos ya en el camino hacia la Pascua, fiesta de victoria y salvación; y para esa meta la Iglesia nos llama a vivir el camino cuaresmal, como en el  desierto que hay que atravesar para llegar a la tierra de promisión. Hoy con este primer domingo afrontamos el tema de la tentación (peirasmós, en griego), como elemento constitutivo en la vida del hombre sobre la tierra. Jesús hecho semejante a nosotros es también tentado, y, sólo después de superada la tentación, comienza a proclamar la Buena Noticia: El Reino de Dios está cerca. Así pues, todos somos asaltados por la tentación. Con ella Dios al permitirla prueba la fidelidad de sus hijos. El escenario idóneo para ser asaltados por el tentador es el desierto, de allí que Israel pasando por él, viva la experiencia de la tentación que le permita una vez superada la misma, vivir su vocación de pueblo de la alianza, aprendiendo a vivir sólo de Dios. Pues también Jesús, tal como nos lo narra hoy Marcos en su breve referencia al hecho, sitúa al Mesías de Dios, ante precariedad del desierto por un largo período de 40 días con sus 40 noches. Él deberá aprender a vivir ante la precariedad sólo de Dios, su Padre. Debe hacer la experiencia en carne propia, de lo que en fe cree que Dios es capaz de hacer por su Hijo “muy amado”. En el desierto no puede asegurarse de nada, este es el lugar por excelencia de la situación límite para el ser humano, dónde sólo se puede sobrevivir, por la acción sobrenatural de aquel que está por encima de todo lo creado. Y Jesús está allí, débil y sólo, al margen de ser sobresaltado en su integridad de hombre y creyente, por el enemigo que busca incansablemente como devorarlo. Y al final de estos días, aparece allí sutil y sugerente. ¡Así aparece siempre Satanás! No se le venir. Y ¿qué le dice a Jesús? Seguramente le susurra al oído sus propuestas: en primer lugar que crea que las cosas dan la vida, olvidándose de Dios fuente de la única vida. Luego confundir su fe con comprobaciones evidentes. Que Dios le de signos deslumbrantes para mostrar su presencia allí con él. Y por fin, lo tienta con el natural deseo humano de poder y dominio. Quiere que Él, Hijo de Dios, se venda al diablo, lo adore para que logre el triunfo sobre las realidades temporales.
            Pero Satanás, ha quedado fallido, Jesús no le ha dado tregua en sus pretensiones, no se ha dejado engañar por sus mentiras disfrazadas de verdad y así ha superado su asecho,  su ataque tentador. El principio que da paso a la superación de la tentación marcado por Jesús, se basa en el reconocimiento de Dios, como aquel que siempre es “fiel”. Fidelidad divina que está señalada en su Palabra, de la cual Jesús ha hecho su alimento y de la cual se desprende por igual, su total actitud obediente, seguro de que no quedará burlado. A este propósito que bella la enseñanza que al respecto nos ha dejado san Agustín en su Comentario a los Salmos: “¡Cristo tentado por el demonio! Pero en Cristo estabas siendo tentado tú, porque Cristo tenía de ti la carne, y de él procedía para ti la salvación; de ti procedía la muerte para él, y de él para ti la vida; de ti para él los ultrajes, y de él para ti los honores; en definitiva, de ti para él la tentación, y de él para ti la victoria”. Agarrémonos pues, de la Palabra que sale de boca de Dios, para que podamos como Jesús, salir victoriosos ante la asechanza de nuestro enemigo, el diablo. 

Radio Catolica

Descarga nuestra aplicación

Páginas vistas en total

Visitas


contadores

gif maker

Clic más Información

Visita Nuestro Blog

picasion.com

Comentario Palabra de Dios

picasion.com

Leccionario para Matrimonio

El Evangelio meditado
El alimento que permanece para la vida eternaEl alimento que permanece para la vida eterna
Juan. 6,22-29. Pascua. Ayúdame Señor a buscarte a Ti como único alimento que permanece para la vida eterna.
Contenido provisto por:
Catholic.net
El Santo de hoy
El Santo de hoyBasilisa y Anastasia, Santas
Nobles romanas mártires, 15 de abril
Contenido provisto por:
Catholic.net
Reflexión para hoy
Anclado en la esperanzaAnclado en la esperanza
A veces quedamos anclados en el pasado, inmovilizados por la pena ante lo sucedido. Una y otra vez nos lamemos la herida.
Contenido provisto por:
Catholic.net
Tema Controvertido
Tú, yo, ¿adoramos al Señor?Tú, yo, ¿adoramos al Señor?
Texto completo de la homilía del Santo Padre Francisco del III Domingo de Pascua en la Basílica de San Pablo Extramuros. 14-04-2013
Contenido provisto por:
Catholic.net

Google+ Seguidores

Síguenos en tu correo

Traductor

Google+ Badge

Entradas populares

Buscar este blog